EL CUIDADO Y LA PROMOCIÓN DE LA AUTONOMÍA PERSONAL TRAS UN ICTUS
01_El cuidado y la promoción de la auton[...]
Documento Adobe Acrobat [4.7 MB]
Guia practica Ictus
que es un ictus.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.1 MB]
CONSEJOS Y CUIDADOS TRAS UN ICTUS
ictus.pdf
Documento Adobe Acrobat [224.0 KB]
Ictus
Guís sobre Ictus
guia ictus.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.0 MB]

¿ Que es un Ictus ?

 

Un Ictus es un déficit neurológico ocasionado por una disminución importante del flujo sanguíneo cerebral, de forma anormalmente brusca (ictus isquémico) o bien, por la hemorragia originada por la rotura de un vaso cerebral (ictus hemorrágico). También se llama accidente cerebro vascular (ACV) o infarto cerebral.

 

¿ Cuales son los síntomas ?

 

Los síntomas son muy variados en función del área cerebral afectada. Desde síntomas puramente sensoriales a los puramente motores, pasando por los síntomas sensitivomotores. Los más frecuentemente diagnosticados son los siguientes:

  • Pérdida de fuerza en un brazo o una pierna, o parálisis en la cara (hemiparesia/hemiplejía).
  • Dificultad para expresarse, entender lo que se le dice o lenguaje ininteligible (afasia).
  • Dificultad al caminar, pérdida de equilibrio o de coordinación.
  • Mareos, dolor de cabeza brusco, intenso e inusual, casi siempre acompañado de otros síntomas.
  • Pérdida de la visión en uno o ambos ojos.
  • Además de las manifestaciones físicas, hasta un 50% de las personas que sobreviven a su ataque cerebral sufren depresión durante los primeros años. A pesar de esto, en la mayoría de los casos se omite el diagnóstico, lo que repercute negativamente en el paciente.

 

Tratamiento

 

Se requiere rehabilitación en cuanto antes, ya que los primeros meses son primordiales para la recuperación. Se deben trabajar tanto los aspectos motores como los relacionados con el habla, los trastornos visuales, las actividades de la vida diaria y las secuelas incapacitantes como la espasticidad, para que la persona del ACV puedan alcanzar un grado de independencia suficiente como para retomar, al menos parcialmente, sus actividades habituales. Este equipo interdisciplinario debe estar formado por neuropsicólogos, logopedas, terapeutas ocupacionales, y los relacionados con la medicina, como el medico geriatra, el psiquiatra y el neurólogo. Otro grupo que se ve afectado luego de un ACV son los familiares y amigos de la persona quienes requieren de orientación sobre la mejor manera de acompañar a la persona que se está recuperando de su ataque cerebral. Esto fundamentalmente porque, ante la incertidumbre y angustia en la que se encuentran, pueden actuar obstaculizando el proceso de rehabilitación.